blogCOMPLUGEST - BLOG

Nuevas medidas de ayuda para empresas y autónomos. Marzo 2021.

Maritza González    2021-03-18

Real Decreto-ley 5/2021, de 12 de marzo, de medidas extraordinarias de apoyo a la solvencia empresarial en respuesta a la pandemia de la COVID-19.  
 
Publicado en: «BOE» núm. 62, de 13 de marzo de 2021.
 
"No se trata de medidas de rescate de empresas que no eran viables antes del estallido de la crisis de la COVID-19, sino de una forma de inversión en favor de la recuperación y crecimiento de aquellas empresas que, a pesar de atravesar dificultades financieras, resultan viables por disponer de un plan a medio plazo factible y un modelo de negocio idóneo".
Resumen:
 
¿En qué consiste el plan de nuevas ayudas?
  1. Ayuda a pymes y autónomos para pagar sus facturas y costes fijos. Este fondo estará canalizado a través de las comunidades autónomas.
  2. Ayuda a empresas medianas y estará gestionado por la empresa pública estatal Cofides.
  3. Reestructurar los créditos avalados a través del ICO. En la primera ola el Gobierno incentivó a la banca para que diera créditos que estaban respaldados hasta el 70% por el ICO. En esta segunda fase se pretende que se reestructuren estas deudas para las empresas más agobiadas.
 
Título I: creación de la Línea Covid de ayudas directas a autónomos y empresas, de carácter finalista para la satisfacción de la deuda y pagos a proveedores y acreedores, financieros o no, así como los costes fijos incurridos, cuando éstos se hayan devengado entre el 1/Marzo/2020 y el 31/05/2021 y procedan de contratos anteriores a la entrada en vigor de este Real Decreto-ley.
 
Título II: empresas que realmente requieran medidas adicionales relacionadas con su financiación avalada para garantizar la solvencia del negocio viable.
 
Las empresas y autónomos elegibles se determinarán posteriormente por Acuerdo del Consejo de Ministros. REQUISITO NECESARIO: se hayan solicitado previamente las medidas de ampliación de plazos y carencias (Real Decreto-ley 34/2020, de 17 de noviembre).
Podrán otorgarse la extensión del plazo de vencimiento de los préstamos, o, la posibilidad de convertir los préstamos en préstamos participativos, manteniendo la cobertura del aval público.
Y una medida de último recurso, de carácter excepcional, consistente en la realización de transferencias a autónomos y empresas.
 
Título III: se crea el «Fondo de recapitalización de empresas afectadas por COVID», para la recapitalización de empresas estratégicas, de mayor tamaño.
 

Requisitos para la solicitud:

  • Autónomos que estén dados de alta en el IAE en algunos de los 95 epígrafes publicados en el Real Decreto.
  • Contar con pérdidas de al menos un 30% en 2020 respecto al 2019 (comprobado por la Administración, en el Impuesto sobre el Valor Añadido o tributo indirecto equivalente en 2020).
  • No pueden tener su domicilio en un paraíso fiscal ni estar en concurso.
  • No tener deudas con Hacienda, ni con la Seguridad Social, ni deudas por reintegro de ayudas o reembolso de préstamos con la Administración
  • Comprometerse a: mantener la actividad hasta junio de 2022, no repartir dividendos ni aumentar los salarios de su equipo directivo en un periodo de dos años.
 
Los Grupos consolidados que tributen en el Impuesto sobre Sociedades, en el régimen de tributación consolidada, se entenderá como destinatario, el citado grupo como un contribuyente único, y no cada una de las entidades que lo integran, por lo cual el volumen de operaciones a considerar para determinar la caída de la actividad será el resultado de sumar todos los volúmenes de operaciones de las entidades que conforman el grupo.
 
En ningún caso se consideran destinatarios los empresarios, entidades y grupos consolidados que cumplan los requisitos establecidos en los dos epígrafes anteriores y que en la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas correspondiente a 2019 hayan declarado un resultado neto negativo por las actividades económicas en las que hubiera aplicado el método de estimación directa para su determinación o, en su caso, haya resultado negativa en dicho ejercicio la base imponible del Impuesto sobre Sociedades o del Impuesto de la Renta de no Residentes, antes de la aplicación de la reserva de capitalización y compensación de bases imponibles negativas.
 
No recibirán ayudas las empresas que estén en concurso de acreedores o que hayan cesado su actividad en el momento de la solicitud.
 
El beneficiario deberá incluir en la solicitud una declaración responsable confirmando que no concurren estas circunstancias.
 
La empresa o autónomo que se beneficie de este Real Decreto-ley sin reunir los requisitos previstos en el mismo, será responsable de los daños y perjuicios que se produzcan, así como de todos los gastos generados por la aplicación de estas medidas de apoyo, sin perjuicio de las responsabilidades de otro orden a que su conducta pudiera dar lugar.
 
El importe de la responsabilidad por los daños, perjuicios y gastos no podrá resultar inferior al beneficio indebidamente obtenido por el deudor por la aplicación de la norma.
 
El plazo para la resolución será de 3 meses desde la presentación de la solicitud. Si transcurrido dicho plazo el órgano competente para resolver no hubiese notificado dicha resolución, los interesados estarán legitimados para entender desestimada la solicitud.
 
Documentación que debe aportar: (hasta la fecha)
 
En principio, no será necesario presentar datos de la facturación. La información se suministrará por la Administración Tributaria correspondiente a petición de las Comunidades Autónomas para comprobar que se cumplen los requisitos de elegibilidad (pudiera tener variación una vez la Comunidad autónoma se pronuncie).
 
Plazos para presentar
 
Sólo se sabe  que no podrá concederse pasado el 31 de diciembre de 2021. No obstante, aún queda por fijar la fecha de inicio del plazo de solicitud.
 
Cuantías
 
En primer lugar, autónomos que tributan en módulos, se les exigirá menos requisitos para acceder, también tendrán un tope más reducido que los demás: sólo podrán percibir un máximo de 3.000 euros.
 
En segundo lugar, los que tributan en estimación directa con menos de diez empleados. La ayuda máxima será del 40% de la caída adicional del volumen de operaciones del año 2020 respecto al 2019 (el 40% de la cantidad de caída de facturación que sobrepase a contar desde el 30% de caída). Con tope mínimo de 4.000 euros y máximo de 200.000 euros.
 
Por último, los que tributan en estimación directa y tienen más de diez empleados cobrarán el 20% del importe de su caída de facturación que supere el 30%.
 
Si crees tener los requisitos mantente al día con las noticias en nuestra página para enterarte cuándo presentar tu solicitud.
 
Ya está disponible en nuestra Web un simulador para calcular un estimado de la prestación que puedes percibir según lo antes expuesto. IR A LA CALCULADORA

Gracias por seguir nuestra página.